En el corazón de la naturaleza

Esta hermosa finca hotelera construida en el siglo XIV está rodeada de montañas, olivos y almendros y ofrece una fabulosa visión de la naturaleza de Mallorca, lejos del estrés de la vida cotidiana donde se puede disfrutar de la paz y la tranquilidad.

Aquí le ofrecemos el lugar perfecto con una refrescante piscina de 1910, delicias culinarias mediterráneas durante todo el día y paisajes pintorescos.

Nuestras habitaciones no están numeradas, pero cada habitación tiene su propio nombre como "Palma", "Calvià", "Granada", etc. Le ofrecemos 3 habitaciones dobles, 2 habitaciones superiores y 2 suites, cada una con un baño.

A sólo unos 30 minutos del aeropuerto se puede llegar a nuestro finca-hotel escondido en un entorno rural, con vistas a Calviá y al valle. La capital, Palma, está a sólo 12 km y la Playa de Palmanova a unos 15 minutos.

Galería

SOLICITAR MÁS INFORMACIÓN

Hotel en el campo
Hotel romántico en las montañas
Villa moderna en el este